Entrevista 17

Vídeo HABLANDO SOBRE NIÑOS PAC 3

La experiencia de Tere con sus nietos pequeños es otro ejemplo a tener en cuenta. Por un lado ella explica que ha hablado con ellos de su enfermedad, e incluso le han explicado a una de sus nietas lo que debe hacer en caso de que su abuela no se encuentre bien. Por otro, ya han podido hablar sobre la muerte cuando falleció su abuelo, el marido de Tere. Por todo ello esta paciente considera que sus nietos son muy maduros a pesar de su edad, y que es importante hablar de todo y comunicarse con ellos.

“Entonces esto [refiriéndose al catéter] no se podía mojar, entonces no podía ir a playa y te digo, que este año sí, porque lo primero me lo sacaron un jueves por la mañana y el viernes ya me fui a la tarde, porque mis nietos “¿Yaya te podrás bañar con nosotros en la playa?”, y me fui a la playa a las seis de la tarde, seis y media o así, nos dimos un baño tan bonito, porque mi nieta tiene ocho años, ella no me había visto nunca en la playa, y el pequeñín de seis, tampoco, ellos siempre, y ellos están, saben que estoy enferma y saben todo ellos también. Yo tengo a mi nieta que se queda a dormir, y ya hace más de un año que ella se apuntó los números de teléfonos por si yo me encuentro mal por las noches o algo, porque le gusta mucho quedarse a dormir y se apuntó con sus letras y sus números por si yo me encontrara mal, poder llamar a sus papás por la noche. O sea que ellos están conscientes de que su yaya está enferma porque yo se lo he explicado. No la…hombre, no le he explicado, el carácter de digo de que me voy a morir o que no sé qué, no, pero que yo tengo una enfermedad que no sé…tardará a lo mejor en curarse, no sabemos si se curará, pero que… Y ellos lo entienden, perfectamente, hoy mismo mi nieto me diu “Yaya, pero tú ara ya estás un poquito más mona, ¿eh?” Claro, él ahora no me ve, ve que no voy tanto al hospital, que antes era a diario, era a diario, y fíjate con seis años y me diu “Yaya, me sembla que estàs una miqueta més bona?” Dice “¿Me parece a mí que estás un poco más buena, eh? Porque no vas tanto al médico.” Y aún a veces me dice “ay, este braç no te lo cojo”, “no te cojo el brazo”, porque aunque llevaba… Y siempre les decía “este brazo no me lo toquéis”, porque claro era un tubo que iba hasta aquí directo al corazón, para poderme poner las quimios para no tener que pinchar, y claro, yo tenía a ver, me daba pánico que esto se me fuera y…y a veces aún ahora que ya no lo llevo, que ya te digo, hace ya, pues sí sería el mes de agosto, o principios de septiembre, es que ya no me acuerdo, las fechas se me van un poco, ¿no? Y… y aún a veces me va a coger, “ay no que aquest és el braç malo”. Dic “no, que ara ja no està dolent. Ara ja està bó. Ara ja el pots tocar.” “Ay es verdad yayi, es que a vegades se me olvida.”, me dice. Son más monos.

(…)

"yo les he explicado que tengo una enfermedad, que no…que cuesta mucho de curar, les he explicado lo del tratamiento de las quimios, que llevo un tratamiento que a veces estoy malita y por eso devuelvo, y bueno, dentro de un orden de que ellos puedan entender más o menos de que yo estoy enferma, ¿me entiendes? Y que ellos entiendan que… Y a veces me preguntan “¿pero Yaya te vas a morir ya?”, y yo les digo “no, el que yo esté enferma, me moriré un día porque mira el avi [abuelo] no estaba enfermo y se murió, y sin embargo … -digo- esto es una cosa que no sabemos nunca, cariño, pero tenéis que saber que la yaya pues está enfermita y a veces no puede venir o no puede haceros algunas cosas pues por esto”, “ah vale yayi, vale, vale”. En cuanto les digo que no me encuentro muy bien “Yaya no te muevas de casa eh, Yaya no…” o sea, son monísimos los dos, me cuidan, bueno, es su yayi…"

(…)

"O sea hablan mucho de su abuelo, sí, sí, sí, se acuerdan mucho de él, de l´avi[el abuelo] y lo tomaron la verdad que muy bien, bien dentro de un orden claro, es que son pequeños. Porque ella tenía, no tenía los…, él hace…él hará dos…el diecisiete de abril, hará dos años, o sea, ella tenía seis años y medio y él…ella aún no tenía los siete y él tenía cuatro y pico y se acuerdan perfectamente de su avi, y hablan de él tan normal y…o cuando los llevaba, íbamos de paseo con ellos, o…sí, sí, sí, muy bien. Su madre y su padre se lo explicaron muy bien, y…y bien, bien, sí. Yo creo que son unos niños bastante maduros dentro de lo…o bueno tienen unos padres también que se lo saben explicar muy bien y…y les hablamos mucho, les hablamos mucho de todo para que…se han de…han de saber las cosas, no hay que ir con ocultismos, ni…dentro de un orden y de una edad, tampoco vamos a exagerar ¿no? Pero ahí sí, sí, lo entienden perfectamente.”

Share:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies