Mujer

Vídeo SERVICIOS SANITARIOS- PALIATIVOS PAC 21

Otras personas consideran que prefieren confiar en las recomendaciones del médico. Pero a la vez le gusta estar informada para entender lo que le pasar. Así lo explica Tere.

“Ahora eso sí, siempre he seguido letra a letra, los consejos de los médicos, no me he saltado jamás las medicaciones. Ahora a mí no me preguntes “¿qué nombre tenía tal quimio, tal componente”, me sabré el nombre, pero los componentes, digo, a ver, a mí el médico me ha dicho que me tengo que poner esto, que más me da, saber qué componente es, si no voy a entender nada, porque además viene todo escrito en el idioma vuestro, de los médicos, que a mí qué más me diga clorofila que cloro…a ver digo clorofila por no decir otra cosa, si no lo voy a entender. “Pues tendrías”, yo tengo algunas chicas que han tenido, “pues yo me lo sabía de pe a pa, la quimio que me han dado”, digo, “pues yo no, la verdad, me sé que me han dado esta, yo sé qué…sé la que no me pueden dar ahora, actualmente, esa no se me olvida, pero las que me tienen que dar, a ver, qué le voy a discutir al médico si me ha dicho que me tiene que dar cuatro miligramos de esto, diez de esto y veinte del otro, qué le voy a discutir, si el que lo sabe es él, y para que me interesa a mí saber lo que tengo que tomar, si es igual que si me dijera “bebe … agua del manantial.” Es verdad, al menos yo pienso así, que cuando un médico te recomienda algo para algo es, yo no le puedo debatir, porque yo no soy médico, y cuando voy a él es porque es el que me tiene que dirigir y ya está”

(…)

“No sé cuándo, lo que tardaremos ni, ni me interesa en este momento, pero bueno yo sí, yo para…muy bien los de Paliativos, sí, me parece una unidad perfecta y buenísima, cara a el enfermo y al enfermo y al acompañante de los enfermos, que tendrían que aceptar muy bien lo que es esta palabra y saber lo que significa, porque es más fácil ponerse una coraza y decir “aquí no pasa nada”, aunque esté pasando, que saber la realidad de…de lo que tienes exactamente. Al menos mi forma de pensar. Cada uno tiene sus formas de pensar y de ser, hay quien no quiere saber nunca nada de lo que tiene, que para mí es una tontería porque…a ver uno mismo se conoce y se sabe si tiene un dolor o no tiene, quien no lo sabe es el vecino, pero tú sí que sabes que tu cuerpo está haciendo un cambio, lo que no puedes es estar no queriendo saber y preguntándote “ay será esto, hay será lo otro”, pues si te crees lo que dice el médico, sabrás qué es y no estás padeciendo “ay será, ay no será, ay…” Porque conozco casos de estos que no quieren entrar ni al médico, entran los hijos solos. “Ay yo no vull que els meus … no quiero que mis hijos me expliquen nada, que se lo expliquen a él, yo no entiendo de nada, para qué voy a entrar”, pero claro luego le duele la cabeza y te llaman “ay tinc uns mals de cap, tengo unos dolores de cabeza, ¿puede ser de esto?”, digo, “si hubieras ido al médico y te hubiera estado explicando hoy sabrías a lo mejor lo que es esto, tú has de entender” / “ay pero es que no quiero saber nada, es que no quiero oír ni la palabra esa”, ya no te dicen ni la palabra, digo “pues así es que no puedes ir tampoco por la vida, porque es más angustioso”. Al menos yo creo que es más angustioso, el saber por qué me duele hoy este dedo y no tengo nada, puede ser de la enfermedad, puede ser que me he dado un golpe, pero bueno, si sabes la enfermedad lo que hay, lo que te puede traer, yo por ejemplo, el doctor me ha dicho “te puede pasar esto” o te puede, no sé, tuve un cuadro de que me ahogaba, me ahogaba y me dijo “bueno, si haces esto, esto es debido porque se te ha inflamado esto y esto, él me explicó el por qué, si haces esto y esto, puedes conseguir no tenerlo, estas respiraciones, estas maneras”, pero si yo no voy al médico y se lo explico, malamente me puede decir lo que es y si no me lo explica bien explicado que es culpa de la enfermedad, que es que se inflama el hígado o se te ha inflamado otra cosa, pues no lo sabré nunca y estaré en esa duda y entonces es peor la duda de haber si es la enfermedad o no. Creo yo, es que no sé, yo es que hablo por mí. Yo prefiero estar enterada de todo lo que tengo y por donde me pueden venir las mandadas y el por qué tengo a veces ese dolor o por qué me ha venido esto, o por qué he tenido estos cuadros ahora estos últimos diferentes a los otros”

Share:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies