INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

QUÉ ES

Básicamente consiste en depositar los espermatozoides en el aparato genital de la mujer por medio del instrumental adecuado. Ver “Causas de la esterilidad y opciones de tratamiento” en Saber más sobre Fertilidad y Reproducción Asistida (páginas 34 a 41) de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

La forma en la que los participantes explican la técnica se puede resumir en que la inseminación artificial trata de imitar lo que sucede en una inseminación natural pero en laboratorio.

Un participante explica de forma muy gráfica en qué consiste la técnica.

 

FACTORES DE DECISIÓN EN RELACIÓN A LA IA

Se considera una técnica más sencilla, “menos agresiva” y menos costosa económicamente dentro del amplio abanico de técnicas de reproducción asistida. No es una técnica que sirva para todos los casos, por lo que algunos de los participantes ni siquiera se lo plantearon. En otros ha sido una buena opción y para otros las experiencias han sido negativas.

Un participante narra que a pesar de comenzar con IA tuvieron que descartarla por su falta de efectividad.

Gema lo intentó hasta en cuatro ocasiones.

Beatriz, por su parte, alude a ciertas incidencias y el tiempo pasado con los intentos y los negativos obtenidos a través de la IA para concluir que, a su juicio, y aunque lo hizo siguiendo el criterio médico debía haber ido a por la fecundación in vitro (FIV) desde el principio.

J.C. y B. descartaron la inseminación artificial por recomendaciones de familiares que también habían recurrido a la reproducción asistida.

M.P. y P. recomiendan llevarla a cabo al menos una vez por si hay “suerte” pero tampoco insistir para no acumular fracasos, decepciones, si no se da el resultado deseado.

En el caso de Stela y Jaume la IA sí que tuvo éxito y consideran que fue llevadero y económicamente soportable. Ver Historia 13.

 

CÓMO SE HACE

Más que en métodos instrumentales las participantes han destacado los cortos intervalos de tiempo que pueden tener lugar entre una inseminación y otra a diferencia de los que requieren otras técnicas como la FIV, así como también el modo cómo debían llevar la muestra de semen propio a la clínica.

 Beatriz recalca que entre los distintos intentos de esta misma técnica no tiene por qué haber descansos.

Jaume y Stela revelan la estimulación que precede a la inseminación artificial y la facilidad con la que percibieron que se la hicieron con resultados positivos.

Asimismo, hacen referencia al tema de la muestra de semen.

 

LA IA EN EL SISTEMA SANITARIO ESPAÑOL

Son varias las dimensiones de esta técnica que han sido mencionadas en relación con los criterios del sistema de salud público español acerca de este tipo de tratamientos: los límites de edad, el número máximo de intentos permitidos, y las condiciones de su vivencia. Ver Recursos e Información.

Stela y Jaume evidencian, como otros participantes, que de alguna manera es el protocolo a seguir: primero las inseminaciones artificiales y si no surten efecto se pasa a otra técnica, en este caso la FIV que ellos no necesitaron ni conocieron precio ya que les fue bien con la IA.

Beatriz inicialmente confió en la recomendación médica de llevar a cabo la IA pero tiene su propia opinión al respecto que expresa a continuación.

Elena confirma esta misma vivencia negativa a través de la cual explica algunos criterios de acceso al sistema público para llevar a cabo la reproducción asistida: juventud y la inexistencia de antecedentes de aborto. Nada de ello le sirvió en aquel momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies