Comunicación con los profesionales sanitarios

La comunicación con los profesionales sanitarios es un aspecto muy importante. La forma, el contenido y el estilo de comunicación, así como el tipo de relación entre profesionales y pacientes es variado.
Debido a que se trata de una enfermedad crónica que puede afectar a diferentes órganos, los pacientes interaccionan con varios tipos de profesionales sanitarios como son: dietistas/nutricionistas, podólogos, oftalmólogos, nefrólogos, neurólogos, cardiólogos, educadoras, enfermeras y médicos de atención primaria. 

En la mayoría de los casos los participantes se relacionan con más frecuencia con el personal de atención primaria. Se valora no solo la información y los cuidados que se ofrecen sino también el trato recibido. Con frecuencia se establecen relaciones de confianza con el personal de enfermería o las educadoras en diabetes porque las consideran más asequibles y disponen de más tiempo que el médico. (Más información: Atención por profesionales sanitarios).

Juan explica que no todos los médicos son iguales y que hay algunos que le han tratado mejor que otros.

Juan está encantado con su relación con la enfermera y médico de cabecera.

En otros casos las experiencias con los profesionales sanitarios no han sido tan positivas.

Para María la comunicación con algunos profesionales sanitarios es insuficiente.

José considera que es muy importante encontrar un profesional receptivo con el cual poder comentar diferentes aspectos relacionados con la diabetes.

Muchas personas habían aprendido con el transcurso del tiempo a ir “negociando” con los profesionales los tratamientos sugeridos para ir ajustándolos a las reacciones particulares de su cuerpo. Algunos sentían que los médicos y enfermeras los animaban  a tomar decisiones de manera compartida y a aumentar su autonomía. Consideran que es importante un clima de respeto y confianza y que exista un tiempo para hablar de las preocupaciones sobre los cuidados de la diabetes. Algunos consideran que el cuidado no solo depende de los profesionales sanitarios sino de uno mismo.

Eligi valora muy bien la relación de confianza establecida con su médico y la posibilidad de participar en la toma de decisiones sobre su tratamiento.

Maria Rosa valora su experiencia con un médico que le promovía su autonomía en el cuidado de su salud.

Varias personas que tenían diabetes desde hacía muchos años decían que la comunicación y la relación con el personal sanitario habían mejorado en los últimos tiempos. Apreciaban los consejos médicos para adecuar las prescripciones a sus necesidades específicas.

Pedro explica como la sanidad y los profesionales han mejorado con el paso del tiempo.

Algunas personas, en cambio, decían que habían tenido períodos de falta de control de sus profesionales sintiendo una cierta rutina o automatismo y descuido en el seguimiento de su diabetes.

Normalmente hay una rutina de cuidados establecida y Antonio considera que debería haber más explicaciones y relación en el tiempo.

Otra cuestión es la necesidad de comunicación y coordinación entre profesionales sanitarios de diferentes disciplinas, aunque no siempre se realiza adecuadamente.

Antonio considera que el tratamiento de las enfermedades está fragmentado.

Un tema destacado es el tipo de información que se recibe por parte de los profesionales sanitarios. Varias personas manifestaron disconformidad con la manera y el momento en que se impartía la información Principalmente se distinguen dos formas: una forma considerada como agresiva y que algunos participantes valoraban como negativa, y otra forma considerada “suave” que para otros participantes no era la adecuada.

Para algunos la forma en la que se comunican los profesionales sobre la diabetes es muy “blanda”, y consideran que deberían explicar la gravedad de la enfermedad de manera más agresiva para que los pacientes sean más conscientes en los cuidados que deben realizar. Así explica Julio su opinión.

Otros, como por ejemplo Carmen y Francisco, en cambio consideraban que su médico les habían advertido bruscamente de los “peligros de la diabetes”, y no lo consideran apropiado.

En todo caso parece que lo más adecuado es que la información deber reiterarse en varias ocasiones para poder ir incorporándola, comprendiéndola y sobre todo, aplicándola al propio cuidado. (Más información: Buscando información y apoyo). 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies