Vida familiar y social

En general, la diabetes produce cambios en el contexto familiar y social. Para muchos los cambios son positivos, sobre todo porque los buenos hábitos que debe seguir el paciente repercuten en las personas de su entorno. Cuando se ve limitada la realización de algunas actividades que acostumbraban a hacer antes de tener diabetes, los cambios pueden no ser bien aceptados en el entorno.

Un aspecto destacable de los pacientes con diabetes es la necesidad de adecuar los nuevos hábitos alimentarios a los del entorno familiar. (Más información: Alimentación y dietas).

Los entrevistados se mostraron satisfechos de este cambio porque percibían que la alimentación de su familia había mejorado, siendo además una oportunidad para que todos aprendieran a cuidarse, compartiendo las restricciones en la dieta y alcohol. Aunque al principio algunos familiares rechazaban la adecuación a la dieta del diabético, con el tiempo la mayoría se ha adaptado.

Alberto explica que el  apoyo de la familia es muy importante y que en su caso es como si todos se hubieran hecho diabéticos.

Al principio los hijos de José no aceptaban que ellos tuviera que comer igual que él, pero luego se han ido adaptando.

Muchas de las familias de los participantes se aseguraban de que disponían en su casa del tipo de alimentos que necesita su familiar diabético. De este modo lo explica María Rosa.

En algunos casos como el de Antonia hay más dificultades para que la familia se adapte y a veces tiene que cocinar diferente para ellos.

Muchos agradecen a sus parejas tanto los cuidados en la preparación de las comidas como en el acompañamiento.

Rafael reconoce el esfuerzo de su esposa.

Algunos participantes tienen el apoyo de su familia para llevar la medicación. Les ayudan a recordar cuando deben tomar los medicamentos o les apoyan para pincharse la insulina. (Más información: Manejando la insulina).

La esposa de Felipe le ayuda a pincharse la insulina en algunas ocasiones.

El marido de Mari Carmen la ayuda a preparar la medicación.

En general el  apoyo de la familia es importante y muy valorado por parte de los participantes.

Eva explica la relación con su familia y su preocupación porque se controle bien.

Destacaron la importancia de educar y concienciar a los niños mediante los hábitos alimenticios saludables en la propia familia, ya que ellos incorporan por escucha e imitación.

La mujer de Julio considera que hay que hacer partícipes a los niños de la situación y concienciarlos.

La mayoría de los participantes hacen referencia a los efectos de la diabetes en las actividades sociales. Por ejemplo, para algunos salir fuera a comer o salir con los amigos se había limitado porque consideraban que les resultaba difícil mantener las recomendaciones de los cuidados de la diabetes fuera de casa. Para otros,  no había sido ningún problema sino que se habían adaptado a la situación y advertían a sus amigos para que no los indujeran a consumir más de lo que podían.  Algunas personas han aprendido “trucos” que les permite tomar algún alimento no recomendado de forma que sea menos dañino. (Más información: Alimentación y dietas).

Jose María sale pero adapta los cuidados que debe hacer en cada situación.

Milagros y Francisco relataban cómo se cuidan mutuamente cuando salen a comer fuera de casa.

Según Pablo es importante que los amigos les apoyen para mantener los cuidados cuando salen fuera.

Felipe dice que sale algo menos pero sigue viendo a sus amigos.

En el caso de Maria Rosa se han producido más cambios en su vida social y explica que sale menos a comer fuera.

Eligi considera que hay muchos restaurantes que se adaptan bien a los cuidados que requiere la diabetes.

La reducción del consumo de alcohol se destaca como un cambio importante en los cuidados de la diabetes y el apoyo de los amigos ocupa un lugar muy importante.

Ángel dice que ha tenido que cambiar el vino por el agua incluso cuando sale con los amigos.

José ha optado por salir con sus amigos a caminar en vez de a tomar algo.

Según José a veces los amigos no se dan cuenta que animándote a beber no te están ayudando.

Para algunos entrevistados el hecho de pincharse insulina algunos cambios que debían aceptar. Por ejemplo, a pesar de que opinaban que la gente está más concienciada, preferían administrarse la insulina en un ámbito de intimidad. Otras personas consideraban que todavía existen temores y prejuicios con respecto al hecho de pincharse insulina en los lugares públicos. Algunos participantes describían los inconvenientes que le causaba tener que transportar plumillas de insulina en el avión y administrársela durante el vuelo o en el tren. (Más información: Manejando la insulina). 

Mari Carmen pincharse lugares públicos.

José explica los problemas que pueden aparecer al tener que pincharse la insulina en vacaciones.

Fernando explica sus preocupaciones cuando va a viajar en avión.

La aparición de complicaciones a largo plazo produce en muchas personas limitaciones importantes en su vida cotidiana y social. (Más información: Complicaciones a largo plazo).

María Rosa considera que su limitación para moverse hace que pierda las ganas de salir.

En el caso de José María ha sido necesario modificar el tipo de ejercicio que realiza.

Pedro prefiere no ir a bailar por el dolor en las piernas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies